La Brevet 300 de Fuengirola.

HOY SÁBADO 13 DE ABRIL RELUCE UN SOL QUE PARECE VERANO.

Un Sábado 6 de Abril fue la fecha elegida para la Brevet 300 de Fuengirola. Ahora algunos conocen la palabra Brevet y saben su significado. Pero para ello puse todo mi empeño y tiempo en trazar un recorrido que fuese lo mas atractivo, en el que fuésemos todos juntos, y en el que la parte final estuviese la traca.

Trazar un recorrido en la provincia de Málaga no es fácil, mucho desnivel es el que se puede acumular en pocos kilómetros. Y con vistas al año que viene la parte de Sevilla sera eliminada y entraremos mas a fondo por El Valle del Guadalhorce y La Serranía de Ronda.

Mucho tiempo llevaba esperando este gran día. Los días iban pasando y mis entrenamientos eran pésimos de cara a la prueba. El kilometraje diario era aproximadamente de 1 o incluso de 2 kilómetros que variaban entre si tomaba el camino mas largo para ir a trabajar o el mas corto. Algún día que otro también hacia 30 o 40 km pero nada lo suficientemente preparativo para una dura prueba como era esta Brevet.  Pero como a me conozco de sobra y se administrar la pólvora sabía que podría hacer 200 kilómetros en grupeta enganchado y despistando al personal, contando historietas varias y engañando al coco. Pero sabía que a partir del kilómetro 200 lo iba a empezar a pasar mal. Al coco lo puedes engañar pero a las piernas no, esa baza jugaba a mi favor.

LAS HORAS PREVIAS AL COMIENZO DE LA PRUEBA.

06:15 AM: Rafa Cortegana junto a su novia Ana esperan con total puntualidad para empezar a preparar los carnets y demás historias.Preparamos el convento y los obsequios de la jefa de TERRAL BIKE RENTAL. A organizadores y participantes nos ofrecen un chocolate y algunos dulces. Se esperaba alguna participación mas de gente local, pero el tiempo y  el miedo pudo con algunos de ellos.

07:00 AM: Con total puntualidad aparece la Policía Local del municipio, nos retrasamos un poco mientras saludamos a amigos,conocidos,familiares y  hacemos las fotos de rigor. Entre la gente una de las frases mas escuchada era: «madre mía la que nos va a caer va ser chica», y por desgracia razón no les faltaba, sino que nos pregunten a los que pillamos la granizada entre Osuna y Cañete La Real. ¡Alguno debió de coger una tortículis de tanto mirar al cielo!

07:20 AM: Salida del primer Brevet de mi pueblo. ¡Fuera nervios y ya solo queda disfrutar! Mi ilusión y ganas de que mi pueblo fuese salida de una prueba de este tipo eran muy grandes, por eso me gustaría dar gracias al club Randonneur del Azahar que hizo todo esto posible.

¡DA COMIENZO LA BREVET 300 DE FUENGIROLA!

Vamos en grupeta hasta el primer control; Torremolinos . Sellado y vamos adentrándonos hasta el Valle del Guadalhorce, no sin antes recibir la llamada de un señor ingles  que se había despistado con el horario de la salida. Todavía estaba en Fuengirola y nosotros ya íbamos por Torremolinos. ¡Esto del Brexit los tiene confundidos!Gracias Roberto García por el interés en que este hombre no se quedara tirado.

Al paso por la zona de Pizarra la familia de Francisco esta en la calle esperando nuestro paso. ¡No todos los días pasa por tu pueblo una Brevet! Primeras gotas de agua, mi gran amigo Salvador Guillen es escueto y directo al decir que si había un arco iris nos iba a caer gorda, que aquello no era buena señal.

Vamos rodando hasta adentrarnos en el Chorro, sin lugar a dudas una estampa única la cual hay que visitar alguna vez en tu vida.

En mis planes entraba el parar a desayunar allí ya que la distancia con Campillos era bastante y ya llevaba mucho tiempo sin echar nada caliente al cuerpo. Diego, Jorge, Salva,Manolo,Pepe y yo paramos allí mientras vemos como el grupo de Bienvenido y el Ruso que marchaba con Sol pasa por delante de nuestros bocatas. Mas adelante Sol se uniría con nosotros.

Proseguimos nuestra marcha en dirección a Campillos donde está situado el segundo checkpoint.

Antes de llegar a Campillos Diego necesita ayuda y como no puede ser de otra manera me paro con el mientras resuelve la incidencia. Desde ahí hasta Osuna sera mi compañero de camino. Los kilómetros van pasando y las charlas en esas carreteras tranquilas van fluyendo, cada uno va contando cualquier cosa con tal de que vaya pasando los kilmetros, eso siempre va en mente.

Sierra de Yeguas, Estepa y su tachuela se hacen con viento ligeramente a favor. Llegamos el tercer punto de control;El Rubio.

Este punto me tenía bastante preocupado, hasta tal punto que la tarde anterior me puse en contacto vía telefónica con la Policía Local de este municipio para saber si por el puente que pasábamos estaba cortado por las lluvias del pasado Octubre.

La respuestas del agente ante mi pregunta fue;

-¿Desde donde venís?

-De Fuengirola señor agente.

-¿De Fuengiii….Fuengirola?

-Si agente de ahí, pero pasamos por su pueblo y me gustaría saber si el puente esta transitable o no.

-¡Si hombre claro, hay un puente militar!

Muy amable el policía, como debe ser. Entramos en El Rubio y sello de rigor, nos encontramos con otro participante al cual saludamos Diego y yo, pero el suso dicho no era muy amigable. Aquí estábamos dudando entre si parar a almorzar o seguir dando pedales. Al final optamos por continuar hasta Osuna y parar a comer allí. Ya en Osuna nos encontramos con el grupo de Salva, Jorge, Manolo y Pepe.

Desde El Rubio hasta Osuna fueron unos kilómetros terribles, no pasaban, viento de cara y ganas de comer. Nada de lo que esperábamos antes de comenzar nuestra marcha; el cielo se veía claro y no parecía que fuese a llover, nada mas lejos de la realidad.

Entramos en Osuna y vamos chequeando bar por bar en busca de algún grupo. Decimos para en uno y en que bendita hora. Después de casi esperar un buen rato a que nos sirvieran llegó la tortilla de patatas. Ya casi terminando de comer el mundo dijo: «ahí va agua,viento, lluvia y granizo, que como lleváis pocos kilómetros en las patas ahora vais a luchar contra los 4 jinetes de la apocalipsis» En ese mismo momento parecía que se acababa el mundo. Justo en ese momento recibo la llamada de Salva que estaban en el bar de al lado, nos volvemos a juntar, Sol decide seguir pero logramos parar su intento, era una locura seguir sola con ese tiempo.

Nos unimos un buen grupo a la espera de que el tiempo mejore. Era temerario salir así, mientras tanto el grupo de Bienvenido, pasa como si nada bajo el agua, son gente dura.

Emprendemos la marcha después de una larga parada. El tiempo no es que fuese mejor pero por lo menos no diluviaba. Subimos el Saucejo con buen tiempo. Desde El Saucejo hasta Algámitas fuimos con ganas ya que era el penúltimo punto de control. Al llegar a Algámitas a las 7 de la tarde paramos para tener un rato de charla y para darle unos placeres al cuerpo que ya lo iba necesitando; patatas fritas con ketchup, cafés, coca-cola etcétera.

COMIENZA EL INFIERNO DE SERRATO.

Este tramo cuando estuve marcándolo, sabia que haría daño, lo que no me imaginaba era hasta que punto. Desde Algámitas hasta El Burgo fue un infierno para todos, hasta a los mas expertos se les hizo duro.

Pinchazos varios nos esperaban bajo las lluvias torrenciales,el viento y el frío. Y todo en el peor sitio posible. La tarde era de sofa y mantita.

Subiendo Cañete la Real una pregunta rondaba mi cabeza:¿nos esta lloviendo y parece que nos están echando cubos de agua en la cabeza? El culpable de todo eso era el viento. En una fuente a mitad de subida paré a recargar agua, como si no llevase suficientemente agua encima, y aprovechando que estaba solo grité con todas mis ganas: «que mierda hago yo aquí, con lo bien que podría estar yo en mi casa» Esa es la pregunta que te ronda muchas veces la cabeza en el ultrafondo, pero es la pasión y el conectar contigo mismo es lo que hace que finalices estas pruebas. Al fin y al cabo una prueba de ultrafondo es un reflejo de la vida misma donde encuentras tu yo interiorior y sufres como un cabrón. ¡ No todo es un camino de rosas!

Acto seguido mi otro yo respondió;

«-Cuando has estado tu tirado un sábado tirado con una manta en el sofá so tonto. Vamos pa´ arriba que se te hace de noche ya.»

Coronando Cañete dejó de llover, pero el frío iba en aumento y en esta parte ya se sabe, Serranía de Ronda, casi ná.

Llega el peor tramo para mi de todos, Serrato, toca hacer reset del coco y no venirme abajo. Los kilómetros, el poco entreno y sobre todo el frío que llevo van haciendo mella en mi. Intento llegar como puedo a El Burgos, y una vez allí se confirman todos los pronósticos, mucho frío y ese tramo es un rompe-piernas.

Al entrar en el pueblo vemos un grupo en el primer bar, pero voy justo mentalmente y decido junto a Manolo y Pepe parar en el siguiente bar.

Aquella parada dejó fuera de juego a Pepe y Manolo, entraron en hipotermia allí mismo. Saltaban como locos y estaban titiritando.

Antes de parar en el bar yo ni me acordaba que llevaba una térmica y calcetines secos. Eso me dio la vida y me hizo verlo todo de otra manera. Sabía que una vez coronara el puerto de las Abejas los últimos 50 kilómetros eran pan comido y conociéndome me vendría arriba como la espuma.

En El Burgo hubo varios abandonos. Me quedo en el Bar solo a buen recaudo, la chica ya me dice que tengo que partir, que sea valiente y que me están esperando en casa, que ella no me puede meter en la suya ya que esta casada y tiene perrito.Así que salimos a la calle sobre las 23:00 de la noche.

Si nos ubicamos en la Serranía de Ronda es una Serranía que históricamente tiene un alto porcentaje de precipitaciones y bajas temperaturas. Ese día no iba a fallar a nuestro encuentro.

Cuando coroné, llegaría otro momento malo, un ruido como como si el buje trasero estuviera a punto de gripar. Solo cesa cuando pedaleo. Me entra el cague a quedarme tirado allí en medio de la nada y llego sin dejar de pedalear hasta Fuengirola. Una mas para contar.

01:20. LLAMADA TELEFÓNICA A RAFA CORTEGANA. EL COMIENZO DEL FIN.

-«Rafa estoy ahora a 15 kilómetros todo va bien»

-«¡Venga bien Antonio tira que queda poco!»

Genial estaba ya finiquitada esta Brevet 300 de Fuengirola. Mal sabor por los compañeros retirados pero esto es así.

Aquel día recibí una masterclass de rodar bajo la lluvia.

Gracias a todo y nos vemos en 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *